Miércoles, 15 Noviembre 2017 22:56

La motivación laboral, ¿Cómo entenderla?

Written by
Rate this item
(1 Vote)
Motivación Motivación Deposiphotos

 

La habilidad de entender por qué las personas se comportan de cierta manera y la habilidad para motivarlas a comportarse de una forma específica son dos cualidades correlacionadas e importantes para la eficiencia administrativa.

 

La motivación de las personas en las organizaciones es un tema que demanda mucha atención. De ahí la necesidad de la presencia de psicólogos en éstos sistemas productivos. Gracias a los principios psicológicos, se puede estudiar el mundo del trabajo desde la perspectiva humana. Es por ello, que el psicólogo industrial no se limita a analizar el trabajo del personal y a preparar programas de adiestramiento, sino que procura crear un ambiente de trabajo que estimule la creatividad, compromiso y satisfacción con el puesto. También se ocupa de los instrumentos que utilizan las personas para trabajar con mayor eficiencia: ingeniería humana.

 

El término motivación se origina en la combinación de los vocablos latinos motus (traducido como “movido”) y motio (que significa “movimiento”). Desde el campo de la psicología, la motivación se basa en aquellas cosas que impulsan a un individuo a llevar a cabo ciertas acciones y a mantener firme la conducta hasta lograr cumplir todos los objetivos planteados lo cual explica en qué forma los factores internos impulsan a los animales y al hombre a la consecución de ciertas metas. La noción, además, está asociada a la voluntad y al interés. La índole de la meta o incentivo hacia el cual se dirige la actividad (por ejemplo, comida, agua, éxito o control sobre los demás) propicia la designación que le damos a ese estado: hambre, sed, motivación para el logro, necesidad de poder, etc. La conducta motivada suele ser vigorosa y puede persistir por largo tiempo. En otras palabras, puede definirse a la motivación como la voluntad que estimula a hacer un esfuerzo con el propósito de alcanzar ciertas metas.

 

La motivación de los seres humanos se puede entender mejor en términos de las necesidades que tenemos en común y los diferentes medios por los cuales se satisfacen estas necesidades. Cuando se despierta una necesidad (una privación física o psicológica), el individuo desarrolla un impulso hacia una meta o incentivo el cual es percibido como suficiente para satisfacer la necesidad o remover la privación. En psicología, este proceso por el cual se energiza la conducta se llama motivación.

 

Desde el punto de vista de la psicología industrial, podemos decir que la motivación laboral es el constructo del proceso motivacional (dirección e integración de las energías necesarias) para cumplir funciones específicas en el conjunto y dinámica del trabajo. Pero también el individuo , durante su tiempo de trabajo, debe perseguir las metas de la organización y, al mismo tiempo, las suyas propias.

 

Cuando se habla de motivación en el trabajo, se entiende la motivación en el lugar de trabajo y no fuera de éste, ya que en el entorno laboral el comportamiento de las personas no depende solo de la actitud interna, sino también de las condiciones en las que pasará su tiempo de trabajo; condiciones materiales y ambientales de la organización. La motivación en el trabajo implica muchos aspectos que se pueden reunir en tres grandes grupos: los estados y condiciones individuales, de la organización y de la sociedad.

 

En lo referente al trabajador intervienen sus aptitudes y necesidades, formación general y profesional, condiciones de vida, aspiraciones personales, exigencias ambientales, etc., por parte de la organización, las estructuras externa e interna de la empresa, sus colaboradores inmediatos y mediatos, el poder de decisión, etc., por parte de la sociedad las aspiraciones del trabajador dentro de ella, el papel que éste desempeña y cómo la sociedad satisface sus necesidades primarias y sociales.

 

En el ámbito organizacional el concepto de trabajo tiene dos sentidos: en un sentido general, se entiende por trabajo toda actividad física o intelectual que conduzca a un resultado deseado por el individuo; y, en sentido estricto, el trabajo es una actividad física o intelectual que proporciona medio para la satisfacción de necesidades, propósitos o ambos. Para satisfacer estas necesidades, el trabajador se propone metas y pone todo su esfuerzo para alcanzarlas; el sujeto labora lo necesario para conseguir la meta de la manera mas efectiva si posee las aptitudes y preparación necesaria.

 

Se considera que un trabajo es motivador si el individuo dirige su actividad hacia una meta propuesta por él o por otra persona vinculada a éste de manera explícita o implícita.

 

 

Read 423 times Last modified on Miércoles, 15 Noviembre 2017 23:33

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.