En el artículo pasado se decía que la ciberpsicoterapia o psicoterapia online es una atención especializada y de carácter profesional, que se realiza a través de las TIC (Internet, teléfono móvil, PDA o cualquier otro dispositivo electrónico de comunicación con conexión a internet) para conectar a los profesionales cualificados de la salud mental con sus clientes (Rochlen, Zack y Speyer, 2004) (Brown, 1998) y, que al tratarse de encuentros psicoterapéuticos se deben respetar rigurosamente los principios y métodos, científicamente validados, de evaluación psicológica y de psicoterapia además de todas las consideraciones teóricas, técnicas, éticas y legales aplicables en el ámbito tradicional de la intervención psicológica, aún a pesar de efectuarse por el canal electrónico que ofrecen las TIC.

 

Es importante que nos demos cuenta que la psicoterapia online no está orientada a ser una nueva forma de terapia, sino una nueva forma diferente de llevarla a cabo, ya que el terapeuta está en la posición de aquel que favorece la generación de un dispositivo de escucha que apunte la verbalización de la historia personal de ese consultante y por esa vía se pongan en juego en la interacción todos aquellos elementos terapéuticos precisos que desarrollen el beneficio psicológico buscado (Kaplan, 1997). Es un espacio mediado por la tecnología de las comunicaciones donde también se ponen de manifiesto la transferencia y cotransferencia entre los involucrados en la sesión de ciberpsicoterapia.

 

Cosas como obtener al instante cualquier información de cualquier tema, son hoy parte de nuestra cotidianeidad. Podemos hablar de la existencia de otra realidad, el ciberespacio, conformado por una red mundial de computadoras interconectadas, que ha dado lugar a nuevos y diversos tipos de vínculos y formas de comunicación interpersonales (Lameiro. 1998; Lameiro y Sánchez, 1998). Obviamente la psicología no podía quedarse al margen de este fenómeno.

 

El auge y desarrollo de Internet y las telecomunicaciones ha propiciado una nueva modalidad de atención de salud mental ofreciendo la oportunidad de recibir servicios de psicología a distancia. Por ende, la ciberpsicoterapa o psicoterapia online surge como una clase de terapia más basada en un tipo de interacción entre el paciente y el psicoterapeuta donde el ciberespacio es el marco de interacción que supone una extensión del mundo intrapsíquico del individuo.

 

Esas transformaciones en la comunicación humana, las relaciones intersubjetivas y las representaciones que hacemos de la relación con los otros y con nosotros mismos, es el escenario que ha generado nuevas configuraciones comunicacionales en donde se evidencia el permanente flujo entre los escenarios virtuales y los presenciales o físicos. En nuestra cotidianidad podemos conectarnos con Skype, recibir un WhatsApp, un e-mail, participar en foros o en las diferentes redes sociales estando presentes en diferentes escenarios de manera simultanea.

 

¿Pero específicamente qué es la psicoterapia online?

 

Varios autores han hecho aproximaciones en la construcción de un concepto que toma como base las formas electrónicas del cuidado de la salud mental provistas a través de Internet, ya sea con propósitos informativos, educativos o comerciales y que son ofrecidas por profesionales cualificados de la salud mental, como tratamiento de tipo psicológico que, respondiendo a los objetivos generales de las diferentes intervenciones en salud mental, es dispensada íntegramente través de tecnologías de información y comunicación (TIC).

 

Así mismo, esta labor (relación terapéutica) como aplicación de los principios y métodos, científicamente validados, de evaluación psicológica y de psicoterapia, debe respetar rigurosamente las consideraciones teóricas, técnicas, éticas y legales aplicables en el ámbito tradicional de la intervención psicológica (encuentro psicoterapéutico considerado como un encuentro humano).

 

La psicoterapia online es, por tanto, una atención especializada y de carácter profesional, que se realiza por medio de las TIC (Internet, teléfono móvil, PDA o cualquier otro dispositivo electrónico de comunicación con conexión a internet) para conectar a los profesionales cualificados de la salud mental con sus clientes (Rochlen, Zack y Speyer, 2004) (Brown, 1998). y que está caracterizada por:

 

  • El contacto sin límite espacial. Terapeuta y cliente pueden establecer una relación independientemente de la ubicación física y la distancia entre ambos.
  • El contacto sin límite temporal. El terapeuta puede estar siempre disponible, bien de forma sincrónica (por ejemplo a través de un chat o una videollamada) o asincrónica (por ejemplo el correo electrónico o un foro).
  • El contacto virtual. Las aplicaciones pueden disponer de automatismos que presten atención, hasta cierto nivel, al cliente sin mediar intervención humana directa.

 

Su propósito es posibilitar un diagnóstico efectivo, educación, tratamiento, consultas, transmisión y almacenamiento de datos médicos del paciente, investigación y otras actividades relacionadas con la provisión de los cuidados de salud (Nickelson,1998).

 

El tratamiento en Psicoterapia Online incluyen programas o intervenciones terapéuticas que van: desde aquellas en las que se tiene algún tipo de contacto con el terapeuta hasta algunas en las que el contacto es inexistente, desde aquellas en las que la comunicación es sincrónica o asincrónica, y aquellas que se llevan a cabo de manera paralela a una psicoterapia tradicional cara a cara (Tate y Zabinski, 2004).

Referencias

  • BROWN, F. W. (1998). Rural telepsychiatry. Psychiatric Services, 49, 963-964.
  • Lameiro, M. (1998), "Vínculos e Internet: Los cibergrupos: su formación y mantenimiento", Casi Nada. Recuperado el 30/05/2007 de http://usuarios.iponet.es/casinada/22vincul.htm.
  • Lameiro, M. & Sánchez, R. (1998), "Vínculos e Internet: Investigación cualitativa acerca de nuevas formas de vincularse", Boletín de la Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo, 4, 14, 45-66. Recuperado el 30/05/2007 de http://www.campogrupal.com/vinculos.html.
  • NICKELSON, D. (1998). Telehealth and the envolving health care system: strategic opportunities for professional psychology. Professional Psychology: Research and Practice, 29, 527-535.
  • Rochlen, A. B., Zack, J. S., Speyer, C. (2004). Online Therapy: Review of Relevant Deinitions, Debates, and Current Empirical Support, Journal of Clinical Psychology, 60(3), 269-283.
  • Tate, D. F. & Zabinski, M. F. (2004). Computer and Internet Appli- cations for Psychological Treatment: Update for Clinicians, Journal of Clinical Psychology, 60(2), 209-220.
Viernes, 28 Abril 2017 17:02

Bienvenidos al blog de Psicoherramientas

Written by

 

Así es nuestra forma de amablemente darte la bienvenida a esta maravillosa aventura de conocimiento, reflexión, opinión, debate, información, consejo y, sobre todo ello, de amor por la psicología en cualquiera de sus campos (clínica, laboral, social, educativa y forense, deportiva, etc.); a partir de aportes bien intencionados y con base científica y conceptual, que psicólogos e interesados en las ciencias de la salud mental y el comportamiento humano, hacen no solo por profesión sino por pasión.

 

Psicoherramientas, fiel a su filosofía de acercar las herramientas de la psicología y ponerlas al alcance de todos, empezó en el año 2008 como espacio plural de construcción, divulgación y facilitación de dispositivos de ayuda psicológica para las personas, especialmente en entornos turbulentos de violencia de todo tipo y con carencias económicas.

 

Es así, como se iniciaron actividades de consulta y psicoterapia desde todos sus enfoques (individual, pareja, familia, grupos, etc.) de manera presencial en físico, pero en vista de la creciente necesidad de apoyo en salud mental a la comunidad y fieles a nuestros valores de ayuda e impacto social, decidimos ampliar nuestra oferta de ayuda psicológica desde las Tics. a manera de Psicoterapia online o Telepsicología. Desde entonces nos hemos venido posicionando en éste ámbito con no pocos éxitos y satisfacciones profesionales y personales frente a los resultados de la llamada psicología online.

 

En la actualidad, creemos en la importancia de compartir el conocimiento y acercarlo cada vez más a las personas. Es por ello que surge esta iniciativa del Blog de Psicoherramientas, con el que pretendemos, por medio de un lenguaje claro, sencillo y ameno, llevar a la audiencia en general (tanto profesionales del área, como estudiantes y público en general) a compartir ideas, información y recursos sobre psicología, procurando aplicar los estudios psicológicos a la vida cotidiana y explicando de manera sencilla cómo somos y por qué nos comportamos de cierta forma; llegando así, a muchas personas y contribuyendo para que enfrenten los retos de la cotidianidad desde una perspectiva amplia, más positiva y, especialmente, más consciente que coadyuven a mejorar su vida.

 

Si te gusta escribir sobre psicología estaríamos encantados de que unieras a nosotros enviando un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Finalmente, queremos darte las gracias por el interés que muestras por Blog de Psicoherramientas y por la psicología en general. Nos será muy agradable verte a menudo por aquí.

Las relaciones interpersonales son una inmensa fuente de alegría, pero también causan grandes desilusiones. Por eso, si bien numerosos estudios han demostrado que contar con una sólida red de apoyo social es importante para recuperarnos de las enfermedades y mantener a raya problemas como la depresión, no es menos cierto que en algunos casos, es válido el viejo refrán: “mejor estar solos que mal acompañados”.

Una relación de pareja tóxica puede afectar tu salud

Psicólogos de la Universidad Estatal de Nueva York han puesto el dedo en la llaga al comprobar que una relación de pareja que nos haga infelices puede tener un impacto muy negativo sobre nuestra salud, tanto física como psicológica. De hecho, la calidad de una relación puede afectarnos mucho más de lo que podríamos pensar.

En la investigación, estos psicólogos analizaron durante dos años las relaciones de pareja de 200 jóvenes, tanto noviazgos como matrimonios, con el objetivo de determinar cómo estas influían en la salud de sus miembros.

Martes, 14 Marzo 2017 01:03

¿Qué causa las pesadillas?

Un extraño nos persigue, nos caemos al vacío desde lo alto de un rascacielos, queremos avisarle a alguien de un peligro pero nos quedamos sin voz, tenemos que correr para ponernos a salvo pero nos quedamos paralizados… Estos son algunos de los temas recurrentes de las pesadillas que tienen la mayoría de los adultos.

Al despertar, respiramos con dificultad y nuestro corazón parece que quiere salirse del pecho. De hecho, en muchos casos incluso necesitamos un poco de tiempo para darnos cuenta de que solo ha sido un mal sueño.

Un estudio realizado en la Universidad de Pittsburgh indicó que el 29% de las personas adultas suelen tener al menos una pesadilla al mes, mientras que entre un 2 y un 6% tienen una pesadilla a la semana. Es curioso, pero las personas mayores suelen tener menos pesadillas, casi la mitad que los adultos más jóvenes.

El amor es uno de los sentimientos más profundos que podemos experimentar, ya sea hacia la pareja, los hijos, los padres o incluso hacia una mascota. El amor, cuando es verdadero, no solo nos llena sino que nos cambia completamente, nos convierte en mejores personas.

Una de las maravillas del amor es que nos permite expandir nuestros límites más allá de lo insospechado porque nos damos cuenta de que el auténtico placer consiste en dar, en ayudar al otro, aunque ello implique hacer ciertos “sacrificios”.

Este maravilloso y emotivo corto animado versa sobre el amor de un padre hacia su hija. Y se trata de una historia real.